El suicidio de un payaso

Estoy que voy a contar

Sucedió frente a Palacio Nacional

Muy cerca de la Catedral Metropolitana

Esquina con las Ruinas de Tenochtitlán.

Era un día normal por la mañana

Un domingo de paseo dominical

Un payaso treintiañero

Empezaba a preparar su show.

La gente se aglutinaba

Muy apretado estaba yo

Que que cosa nadie esperaba

El payaso se suicidó.

Con la mano izquierda tapó sus ojos

Con la derecha arrancó su corazón

Posteriormente descubrió sus ojos

Empezó a ver sangrar tristezas

Y yo pienso que a causa de eso se mató

Con su mano izquierda una pistola dibujó

Disparándose en la sien sus mejores chistes

y después se desvaneció.

Anuncios

El suicidio de un payaso

Estoy que voy a contar

Sucedió frente a Palacio Nacional

Muy cerca de la Catedral Metropolitana

Esquina con las Ruinas de Tenochtitlán.

Era un día normal por la mañana

Un domingo de paseo dominical

Un payaso treintiañero

Empezaba a preparar su show.

La gente se aglutinaba

Muy apretado estaba yo

Que que cosa nadie esperaba

El payaso se suicidó.

Con la mano izquierda tapó sus ojos

Con la derecha arrancó su corazón

Posteriormente descubrió sus ojos

Empezó ver sangrar tristezas

Y yo pienso que a causa de eso se mató

Con su mano izquierda una pistola dibujó

Disparándose en la sien sus mejores chistes

Y después se desvaneció.